Born Again, el disco maldito de BLACK SABBATH. - METALROCK

METALROCK

MetalRock es un sitio donde encontraras las Ultimas Noticias del mundo Metal y Rock.

jueves, 8 de agosto de 2019

Born Again, el disco maldito de BLACK SABBATH.

Lanzado el 7 de agosto de 1983, un álbum que estuvo rodeado de infinidad de rumores que afirmaban que fue grabado tras efectuar ritos satánicos en un castillo del Reino Unido. Sin embargo, el nombrarlo como disco maldito es a raíz del maltrato por parte de la crítica de expertos, fans e incluso los propios miembros de la banda. 

Su portada es una de la mas simples, pero a la vez oscura y significativa que da un valor agregado, que contrasta muy bien con los temas que son muy directos, agresivos, pesados y sin muchos adornos. El bebé diabólico de dicha portada fue también otro punto de partida para las afirmaciones de que “había algo oscuro en ese disco”, cuando en realidad, el diseño creado por el artista visual Steve Krusher Joule, estuvo basada en una foto publicada en una revista de 1968. Dicha cubierta por cierto fue odiada por Bill Ward e Ian Gillan, no obstante, para Tony Iommi pareció magnífica.

Tras la partida de Ozzy Osbourne en 1979, Black Sabbath se embarcó en una serie de vocalistas, entre los que se encontraban Ronnie James Dio, Glenn Hughes y Tony Martin, todos los cuales se encontraron con diferentes niveles de popularidad. No obstante, la salida de Ronnie James Dio en 1982, significo para Black Sabbath la necesidad de reclutar un cantante que estuviera a la altura, y entre 1982 y 1984, Black Sabbath fue liderada por el vocalista de Deep Purple Ian Gillan. Con algunos de los mayores éxitos del rock a su nombre, Gillan sonaba como una elección obvia. Sin embargo, después de la pobre respuesta a Born Again de 1983, Gillan se despidió de la banda.




Hablar del álbum Born Again es un tanto difícil por ser posiblemente el álbum más experimental y bizarro de Black Sabbath, hay que entender también las circunstancias bajo las que fue concebido. Dio abandonó la banda, Black Sabbath había acabado oficialmente, sin embargo el proyecto paralelo de Iommi, Butler y Gillan, acabó por ser considerado otro disco más de Sabbath por su discográfica, supongo que esa es la razón del resultado de un disco tan extraño, que si bien respeta sus raíces, es un monstruo completamente distinto.

El disco es en definitiva un trabajo de notable regularidad, quizá sin ningún corte que sobresalga, pero sin miedo puedo decir que es un disco que puede gustar no sólo a los seguidores de Black Sabbath sino también a cualquier persona que aprecie el heavy rock más añejo en general. Incluso a quien tenga especialmente un gusto por lo más oscuro, le puede parecer una joya, y es otra visión perfectamente válida.


SI AUN NO HAS ESCUCHADO ESTE ÁLBUM DE BLACK SABBATH, NO DEJES PASAR MÁS TIEMPO... LARGA VIDA. 
VIDEO


No hay comentarios.:

Publicar un comentario