Queen visitó México en 1981; fue una de las peores experiencias para Freddie Mercury y los demás integrantes de la legendaria banda. - METALROCK

METALROCK

MetalRock es un sitio donde encontrarás, reseñas, lanzamientos, eventos y las últimas noticias que rodean el mundo del rock y metal.

SUSCRIBETE AL NUESTRO CANAL DE YOUTUBE!

domingo, 8 de diciembre de 2019

Queen visitó México en 1981; fue una de las peores experiencias para Freddie Mercury y los demás integrantes de la legendaria banda.

El The Game Tour fue una gira de conciertos por la banda de rock británica Queen. Este fue quizás el tour más largo de la banda, contando las giras por Latinoamérica y Japón. Este tour llevó a la banda a países como México, Venezuela, Argentina y Brasil, que usualmente estaban fuera de sus giras. El tour promocionaba el álbum del mismo nombre, The Game, que fue un éxito en todo el mundo, colocando dos sencillos en el #1 en Estados Unidos: "Crazy Little Thing Called Love" y "Another One Bites the Dust".

Queen presentó dos de los tres conciertos llevados a cabo en México, en el estado de Puebla; los conciertos se realizaron en el Estadio Olímpico Ignacio Zaragoza, el 17 y el 18 de octubre de 1981. El primero de ellos se llevó a cabo en el Estadio Universitario de Monterrey el 9 de octubre del mismo año.

Con antecedentes polémicos recientes de la época, de finales de la década de los sesenta y principios de la década de los años setenta, el gobierno de México se mantuvo renuente a permitir a la gente reunirse en grandes agrupaciones, después de eventos históricos como el mitin de Tlatelolco y el Festival de Rock y Ruedas de Avándaro bajo la presidencia de Gustavo Díaz Ordaz y de Luis Echeverría, respectivamente. Los permisos de conciertos a gran escala no se concedían fácilmente o eran denegados, no únicamente por el temor de un gobierno de facto a las reuniones numerosas sino también porque la misma época en la que conciertos de magnitudes que incluían los millares de personas se habían iniciado prácticamente dos décadas pasadas con la llegada exitosa del cuarteto británico Los Beatles a Estados Unidos de Norteamérica.

El concierto de Queen en México es de importancia porque continuó la apertura a más conciertos de tal índole en ese país.

Con la tecnología prestándose para mayor promoción de los espectáculos, la venta de boletos electrónicos recién hacía su estreno en México, y las casillas de boletaje "Boletrónico" fueron uno de los medios con que se consiguieron boletos para el espectáculo.

De igual forma, respecto a la tecnología audiovisual, el advenimiento de los videos musicales, incluyendo "Bohemian Rhapsody", y "Crazy Little Thing Called Love", contribuyó a la expectativa, fascinación y promoción del futuro concierto.



Mucha gente acampó en los alrededores del Estadio Olímpico Ignacio Zaragoza de la ciudad de Puebla los días previos al concierto. El sábado 17 de octubre de 1981, la gente esperaba entrar temprano al estadio para ocupar un buen lugar, pues la entrada fue de un solo costo general. Sin embargo, en una mala decisión tanto de los organizadores como de las autoridades municipales- las puertas del estadio tardaron en abrirse, cuando la aglomeración, desesperación y el fastidio de los asistentes, luego de muchas horas de espera, ya se habían hecho presentes. Comenzaron los reclamos y se desató un cierto desorden. La policía municipal de Puebla reprimió estas protestas y actuó en momentos muy violentamente en contra de la gente en las afueras del estadio.

El descontrol continuó hasta que finalmente las puertas fueron abiertas y cuando la multitud entró, no sólo cubrió las gradas, sino que se dirigió principalmente al campo de pasto, para posteriormente sentarse a esperar al atardecer.

A pesar de que el estadio ya estaba casi lleno, afuera una gran cantidad de gente, muchos de ellos sin boleto, continuaba tratando de entrar. Todavía en un par de ocasiones se dio el llamado "portazo", Todo esto provocado por la desorganización y falta de experiencia (de los promotores como del mismo público) en conciertos con artistas o grupos extranjeros. Eran espectáculos poco frecuentes en esa época en México.

No obstante, a pesar de estos problemas, los conciertos fueron todo un éxito. El espectáculo del día sábado 17 de octubre de 1981 comenzó recién al anochecer. Freddie Mercury vistió una camiseta blanca sin mangas, con un diseño monocromático en rojo de un dibujo de un rayo y pantalones rojos. Incluso en parte del recital usó un sombrero de charro, para sentirse identificado con México.

El grupo interpretó temas de su más reciente álbum, The Game, además de sus grandes éxitos como "Bohemian Rhapsody", "Somebody To Love","We Will Rock You", etcétera.

La mayoría de la gente presenció el concierto de pie, en una aglomeración de movimiento constante, otra disfrutó del concierto desde las gradas, todos coreando emocionados los temas del grupo. Para muchos de los presentes se trataba de un sueño hecho realidad e incluso habían viajado largas distancias a fin de asistir a tan históricos conciertos.

Según lo que presenciaron el concierto fue bastante desastroso. Hubo sobreventa de boletos, los falsificaron e incluso muchos entraron sin boletos, por lo que muchos prefirieron escuchar el recital desde afuera. La gente se descontrolaba y comenzaba a golpearse e insultar. Entraron con bebidas alcohólicas, comida, objetos contundentes y marihuana. Comenzaron a beber y fumar en el estadio. Cerca de la mitad del concierto, comenzaron a arrojar zapatos, latas, botellas, pasto y piedras a la banda; por ese motivo Queen suspendió unos minutos el show. También cometieron destrozos dentro del estadio, como romper las vallas que separaban al público de la banda. A la salida del show comenzaron los disturbios públicos, asaltaron tiendas, saquearon, quemaron y robaron por la ciudad. Al final del concierto, Freddie Mercury, el cual estaba disgustado, dijo al público: “¡Muchas gracias, Puebla!, ¡México thank you for the shoes, adiós amigos, mother fuckers, good bye, you bunch of tacos!”.

Al día siguiente, para la segunda fecha, todo marchó con menos imprevistos y la policía estaba más preparada para cualquier inconveniente. En cuanto a Queen, pareció mucho más satisfecho y amistoso que la noche anterior, pues se despidió con un “thank you for being a totally different audiencie tonight, ¡muchas gracias!”

En la revista "Gluttons for Punishment" comentaron que "por consenso general el grupo de ayudantes de Queen designaron a México como la parte más horrenda de la gira debido a las trabas burocráticas, corrupción, instalaciones obsoletas, comida rara y agua de dudosa pureza".


VIDEO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario